Arte y Cultura

Patrimonio cultural

Basílica de la Purísima Concepción

La basílica de la Purísima Concepción se empezó a erigir en 1459, en estilo gótico, pero debido a la lentitud de las obras evolucionó hacia el renacentismo, ya que fue acabada en 1506.

 

El gótico se aprecia en las dos puertas de acceso, en el rosetón y en algunas columnas que sostienen el pórtico. Mientras, el estilo renacentista se ve en la parte superior de la iglesia, en las ventanas y en el magnífico campanario.

 

La planta de la iglesia está compuesta por tres naves, la central es muy amplia, mientras las dos laterales son muy estrechas. Cuatro grandes columnas de capiteles corintios soportan la bóveda de crucería gótica. Estas columnas tienen una peculiaridad: La decoración vegetal del capitel ha sido sustituida por unas figuras de cabezas casi grotescas.

 

El coro ocupa la amplitud de las tres naves. Dentro de la iglesia se encuentran también retablos de gran valor, los más destacables el mayor y los de al lado, magníficos ejemplos del barroco en su fase rococó.

 

En medio del altar, dentro de relicario de plata, se guardan los restos de San Valentín de Berriotxoa.

Datos de interés

Tipo de recurso
Edificios religiosos
Tipo de monumento

Basílica

Dirección
Plaza de Gernikako Arbola - 48230 Elorrio
Teléfono
E-mail
Estilo artístico
Gótico y renacentista
Periodo
Siglo XV

Servicios

  • Parque
  • Visita guiada
Euskadi, bien común